Turismo : Los puentes de Praga : República Checa : Información sobre hoteles, vuelos, turismo, qué ver, etc.

+
» Hispavista Turismo > Viajes del mundo > Los puentes de Praga

Suscríbete gratis al boletín de HispaVista viajes

Busca en Páginas amarillas
Guía de actividades
Actividad:

Empresa

Provincia

Código postal

Localidad

Viajes por el mundo

Los puentes de Praga

Los puentes de Praga

Praga nos recuerda que Europa es mucho más que Londres, París o Amsterdam; que el Este de lo que otrora fuera el telón de acero es tan importante culturalmente para el resto del continente como lo son los actuales grandes potentados de la UE.

Buscar más sobre Los puentes de Praga

De acuerdo que hoy día puede afirmarse que Praga está excesivamente volcada al turismo, tanto que en ocasiones da la impresión pasear por un peculiar parque temático. Sin embargo, no se puede negar la belleza donde la hay, ni tampoco podemos encogernos de hombros ante la cultura checa, que brotaa borbotones en cualquier punto de la ciudad: aquí el menos cultivado es profesor de violín y la que no es música, es arquitecta. La entrada brutal de un capitalismo descarnado ha hecho que todo ese nivel intelectual se venda por unas pocas coronas checas, pero no ha desaparecido, ni mucho menos, y eso se nota en el cuidado que los checos ponen en su patrimonio arquitectónico.
Pero centrémonos en Praga, la ciudad de las siete colinas que baña un manso Moldava. La mejor manera de recorrer la ciudad es a pie, aunque utilizar los vetustos tranvías locales puede ser toda una experiencia teniendo en cuenta lo incomprensible –para la mayoría de los ibéricos- del idioma checo. Confiemos, pues, en la simpatía de los praguenses, ciertamente abiertos al visitante. Alguno nos recomendará no pagar el trayecto, como hace todo el mundo.
Y hablando del mundo, quizá uno de sus puntos neurálgicos se encuentre en esta ciudad (otros estén tal vez en Antigua, Granada, Ciudad de México...), en uno de los puentes más bellos jamás construidos. Avanzamos por las calles adoquinadas de Mala Strana porque queremos dirigirnos al otro lado del río y para sortearlo utilizamos el arco del puente de Carlos IV. Las cámaras de fotos se cuentan por docenas (a no ser que nos encontremos en lo más crudo del invierno checo) y el puente está repleto de pintores y músicos ambulantes: la autenticidad se superpone al reclamo turístico o tal vez al revés, pero no es grave, el puente es lo suficientemente grande para todos y podemos escabullirnos, apoyarnos en la baranda y contemplar el perfil asombroso de la capital de Bohemia.
Acodados en el magnífico pretil lo primero que nos llama la atención es la diversidad de los tejados praguenses: bóvedas, cúpulas bulbosas, tetraedros, tejados a dos aguas, pizarra, teja, madera, buhardillas, ventanucos ovoides... Buscamos instintivamente el lugar desde donde hicimos partir nuestro paseo, la plaza de la Ciudad Vieja presidida por la catedral de Nuestra Señora de Tyn, con sus afilados remates hincándose en el cielo. Muy cerca de la catedral está el monumento a Jan Hus, el valeroso denunciante del exceso de poder y la corrupción de la iglesia católica del siglo XIV. Alrededor de su estatua conmemorativa estudiantes checos y turistas extranjeros se sientan relajadamente a charlar, descansar o conspirar (¡quién sabe!) mientras, unas decenas de metros más allá, el reloj del Ayuntamiento comienza a congregar a una multitud de curiosos.
Van a dar las once y todos los artilugios digitales (aún hay alguno con una vetusta réflex) apuntan al bello reloj gótico. Llegada la hora en punto, la Avaricia, la Vanidad, la Lujuria y la Muerte retroceden ante el desfile de los doce apóstoles. Esta maravillosa procesión mecánica lleva inquietando a propios y extraños desde que en el siglo XV el ingeniero Hanus pusiera el reloj en hora por primera vez.
Al tiempo que una pequeña multitud se arremolinaba en torno a la oscura torre del Ayuntamiento han aparecido unos jóvenes ataviados a lo Mozart –peluca incluida- que reparten folletos y exhiben unos vistosos carteles en los que se muestra la hora y el lugar de los innumerables conciertos que se celebran Praga a cada momento. Alguno de los múltiples folletos que nos han entregado a lo largo de la mañana también invitaba a espectáculos de marionetas o a asistir a alguna de las múltiples salas donde se pone en escena alguna obra de “teatro negro”.
Ya llevamos un buen rato contemplando el bulle-bulle de Mala Strana desde el puente de Carlos, así que abandonamos nuestra posición y dirigimos los pasos a la otra orilla de la ciudad, donde se encuentra el Castillo, un inmenso complejo arquitectónico que merece un día entero de visita: jardines, palacio, la hermosa Calle del Oro... Mientras cruzamos los 520 metros de puente se nos ocurre que, antes de emprender la ardua subida a la colina del castillo, mejor paramos en una de las numerosas tabernas praguenses y nos tomamos una de esas exquisitas -y baratas- cervezas checas que tan merecida fama tienen en toda Europa.


 

Otros viajes

Avignon

Avignon

Actualmente es una ciudad llena de arte y cultura, que se debe en gran parte a su pasado; pero sin duda a su presente, con el famoso festival de...

Vaticano

Vaticano

Ciudad del Vaticano se ubica dentro de la ciudad de Roma. Extendida sobre una colina al oeste del río Tiber, se separa del resto de la capital italiana por un muro. Dentro se...

Wellington, una ciudad del Pacífico

Wellington, una ciudad del Pacífico

La bella geografía de Nueva Zelanda, situada en mitad del Pacífico, la convierte en un destino muy atractivo. Nueva Zelanda tiene una gran biodiversidad gracias a sus exuberantes...

El tiempo

El tiempo

Información del tiempo, pronostico, temperatura... de ciudades españolas y extranjeras.

Callejero

Callejero

Los mapas del Callejero HispaVista son la mejor solución para hallar todas las calles, polígonos, hostales, etc.

Busca fácilmente y con rapidez en el mapa de todas las provincias y ciudades de España. Puedes buscar en un mapa de provincia, un mapa de localidad, etc. Este callejero te permite, por ejemplo, encontrar hostales en Madrid o una calle determinada mediante un mapa completo de cada población.

Consulta también Páginas Amarillas para ayudarte en tus búsquedas.

Política de cookies |